domingo, 24 de agosto de 2014

El Tío Sam y los niños


1 comentario:

José A. García dijo...

Y hay que ver qué buenas son esas doctrinas...

J.