domingo, 12 de enero de 2014

Melón ciego


1 comentario:

José A. García dijo...

Me reí, mucho, me caí de la silla, me levanté sin dejar de reír y volví a mirar la imagen sin poder detenerme.

Las veces que lo habré pensado y nunca llegué a hacerlo... Muy bueno!

Saludos

J.