lunes, 9 de julio de 2012

Chiste fácil

Es peligroso tomarnos literalmente nuestras propias palabras.